La Salsa Secreta Para Disparar Tu Productividad

En la década de los 80, una pequeña nación insular surgió como un gigante. Japón, un país que hace 40 años fue devastado por la Segunda Guerra Mundial súbitamente se convirtió en la segunda potencia económica mundial y pronto se descubrió que los japoneses tienen una forma particular de hacer las cosas. El fenómeno fue estudiado muy a fondo por muchos expertos en el mundo financiero (Wall Street) y en otros lugares que estaban ansiosos de aprender el secreto para disparar la productividad que estas personas habían descubierto tan fácil y claramente. Los expertos encontraron una cosa en común… los líderes del comercio japonés tiene un enfoque casi filosófico en ciertas cosas. Su filosofía, así como su arquitectura, tenía una fuerte influencia china que aún está presente en el Budismo y los altares Shinto que se encuentran en todo el país, y  la obra de  Sun Tzu (The Art of War) autor de El Arte de la Guerra,  era estudiada con reverencia y rigurosidad en Japón desde el 760 AC y aún es estudiada hoy en día, pero es tal vez la obra maestra del guerrero filósofo Miyamoto Musashi, El Libro De Los Cinco Anillos, escrito en el año 1675, la influencia más importante del movimiento de gerencia japonesa que comenzó en 1980.

Musashi era un espadachín, un miembro del clan Samurai de nacimiento, clan que gobernó Japón durante los tiempos de Shogunate. En la superficie el libro habla de cómo acabar con tus enemigos en combate de espadas. Sin embargo, los principios que se encuentran en el libro son tan útiles hoy en día como lo fueron en el Japón del medioevo. Lo genial de estos principios probados por el tiempo es que son tan firmes que al escucharlos es como si te dieran la respuesta a un crucigrama. Escribes cada letra y cada letra tiene un propósito en el todo. Sabes que esta siempre fue la respuesta y que no hay otra respuesta posible. Esa es.

Si analizamos con detenimiento a campeones mundiales, titulares de récords mundial, campeones olímpicos, todos han aplicado la misma filosofía. Esto no es un accidente, sino un estudio relevante y reverente hacia lo que funciona y no funciona, que los llevó a su éxito inevitable. Es el resultado de enfocarse en los resultados y saber distinguir las novedades y las tonterías que nos rodean diariamente. Cuando estás luchando con un problema y un verdadero experto viene a lidiar con esto, alguien que a través de la práctica ha adquirido experticia en algún tema, si miras de cerca verás esto en acción y lo sabrás. Puede ser un mecánico, un pescadero o un médico. Veamos a un maestro de este tipo, un tirador llamado Jerry Miculek. Mira el video y verás a que me refiero.

Si tuviéramos que destilar toda la filosofía en el libro antes mencionado, o la razón por la cual este sujeto puede disparar 8 tiros de un revólver, recargar y disparar 4 veces más en menos de un segundo, en dos palabras, están serían:

Sin tonterías

Eso es todo. Esa es la salsa secreta. Suena muy simple y en teoría lo es. Sin embargo, a la hora de ponerlo en práctica es mucho más fácil hablar que hacerlo. Incluso después de haber abrazado por completo el lema, se necesita trabajar diligentemente y tener un entendimiento exhaustivo del trabajo a realizar para lograr esta meta por completo.

“No hagas nada que no sea de utilidad” Miyamoto Musashi

Vamos a explicar esto detalladamente, mira este video  donde Jerry habla sobre cómo disparar un arma efectivamente. El enlace te lleva al minuto 1:40 del video que es Jerry realmente habla sobre algo profundo…

“Si quieres tener una hazaña que puedas repetir, tiene que usar lo más minimo que haga falta para hacerlo posible… Solamente “quita todo lo que no añada valor a la realización de la hazaña” Esto es realmente profundo. Quién puede decir que en 400 años la gente en camino a otro planeta no estarán estudiando los videos que Jerry ha subido a YouTube, con la misma reverencia que los empresarios japoneses estudian a Mushashi hoy. Primero que nada, una hazaña que puedas repetir. Esta es la clave, de otra forma, son puras tonterías. Si sólo te concentras en algo de una sola vez los resultados se verán excelentes pero no estarás en el camino aun si el resultado actual sea satisfactorio. Esto es lo que pasa cuando los atletas “se queman” y es el equivalente a hacer correr a un caballo hasta su muerte en una carrera. Enfocarte en una actuación que puedas repetir te llevará a utilizar todos los recursos a tu disposición óptimamente, logrando así el mejor desempeño una y otra vez.

Quitar todo lo que no añada valor a la hazaña significa deshacerse de esa pretensión vacía que tiene como objetivo mejorar las cosas, pero que en realidad no logra nada. Jerry habla sobre aquellos que se concentran en ceremonias vacías y como pierden el tiempo con esto. Pararse de cierta forma, voltear la cabeza en circulos, seguir una elaborada pose de costado, todo son pantomima teatrales que no logran nada y aún más importante, no agregan nada a la actuación o desempeño. Aristoteles pensaba que “el arte imita la vida”. Mira a lo que se refería con esto al ver este clip de la película “Arma Mortal” donde puedes ver a Murtaugh (Danny Glover) presumiendo ante Riggs (Mel Gibson) en el campo de tiro. Murtaugh alardea sobre su precisión a Riggs quien es completamente humilde y modesto. Cuando Murtaugh se da cuenta que Riggs es el mejor tirador, él intenta impresionar a Riggs al disparar un tiro perfecto desenfundando su arma desde la pistolera. Para el crédito de Murtaugh, si logra un tiro perfecto a la cabeza justo entre las orejas donde iría la nariz, pero entonces Riggs dobla la distancia de tiro y dispara 7 rondas haciendo una carita feliz con los ojos y la boca alrededor del tiro de Murtaugh.

Si tu meta es disparar rápido y darle al objetivo todo lo que debes hacer es relajarte, traer el arma a tu línea de visión, apuntar y halar el gatillo, tan natural y cómodamente como sea posible.  

 

Hay farsantes en todo los campos que se convierten en los “gurus” de lo absurdo. Es imposible no escucharlos porque están en todos lados y tienen miles de seguidores que proclaman sus enseñanzas con elocuencia y entusiasmo. Nunca subestimes la estupidez humana, verás que muchos siguen creyendo sus tonterías incluso después de que ellos sean desacreditados. Recuerdo una maestra que tuve en la escuela que quería que movieramos todos los pupitres de la columna donde estaba mi propio pupitre y ella me pidió que moviera el pupitre vacío frente a mi y luego el mío. Yo empuje el pupitre con mi pie, y sin levantarme, sin hacer ruido e inmediatamente, también moví el mío. Los estudiantes detrás de mí vieron esto y estaban a punto de hacer lo mismo cuando ella los detuvo. Luego con cara muy seria y en tono de sargento de guerra me dijo “LEVÁNTATE” yo la mire como si estuviera loca por supuesto y ella volvío a gritar “¡LEVANTATE!” yo me levante. Y luego me ordenó “PON LOS PUPITRES COMO ESTABAN” recuerdo que me sentí como Alicia al caer por el hoyo del conejo… mire a mis amigos, quienes me miraban con indiferencia sin comprender qué ocurría pero listos para obedecer a la maestra. Luego hice lo que ella me dijo, y entonces ella dijo “ahora, ponte frente al pupitre, levantalo y luego mueve tu pupitre de la misma forma”. Yo estaba parado frente a mi pupitre esperando escuchar la próxima orden absurda cuando “la sabiduría” sin sentido salió de su boca “el perezoso trabaja doble”, y ella hizo que toda la clase repitiera la oración en voz alta, nadie la cuestionó, todos dijeron “el perezoso trabaja doble” y realizaron la misma ceremonia vacía, levantando el pupitre para moverlo dos pasos hacia adelante y luego volviéndose a sentar. Cuando moví mi escritorio mientras estaba sentado lo hice en una fracción de segundo y estaba listo para la clase, preparado, había realizado la tarea y cumplido con la orden a la perfección. No solo no hice nada malo. Yo ejecute su orden perfectamente. Ella no dijo “parense y muevan el escritorio” ella sólo esperaba que yo me levantara porque en su mente tan limitada solo había una forma de hacer las cosas.

“La fijación es el camino a la muerte, la fluidez es el camino a la vida” Miyamoto Musashi

 

Cuando ella vio que lo había hecho de forma diferente, ella no se detuvo a pensar que el resultado que obtuve era mejor que el que ella se había imaginado, ella solo vio que lo que ella pensó era la forma correcta de hacerlo no se utilizó y una lección para se aprendida.  Ella pasó un minuto enseñando una lección vacía y alrededor de 30 segundos más haciendo que los demás alumnos movieran sus escritorios. Yo mire en sus ojos luego y puedo decirte que muy en el fondo ella sabía que había hecho algo estúpido, pero igual lo hizo. Ella era una maestra mediocre e intentaba esconder su falta de entendimiento dando grandes sermones sobre cosas sin sentido.  

 

Cuando este tipo de gente trabaja en equipo, es muy probable que el equipo sufra porque ellos intentarán utilizar todo su poder para convencer al equipo de que la mejor forma de ir del punto A al punto B no es una línea recta, porque eso es algo que hace todo el mundo y por supuesto la vida no es tan simple. Viajar al punto B requiere de pasar por el punto A tres veces, luego caminar a la mitad y devolverse al punto A asegurarse que el punto B sea realmente el punto B y luego caminar hacia punto B en zig-zag por si acaso el punto B no es el punto B así habrá una posibilidad más alta de alcanzarlo por si acaso está en algún punto del camino.

Por supuesto, estas es la forma en que estas personas intentan tener éxito porque no saben dónde está el punto B pero pretenden saberlo y comienzan el viaje seguros que el punto B será encontrado utilizando el método del zig-zag. Un experto ve la idiotez de este enfoque de inmediato. El individuo especializado, el operador efectivo, el líder con experiencia y el trabajador habilidoso saben donde está el punto B sin mirar. Pueden sentirlo en sus huesos, ellos han ido a B y A incontables veces y cada vez has corregido su ruta trazando la línea más directa posible. Algunos nunca han ido al punto B, pero han estudiado con exhaustividad las experiencias de exploradores pasados y han aprendido de sus errores. Ellos le darán relevancia a lo que realmente importa: llegar al punto B con el mínimo de esfuerzo, quitando todo lo que no añada al desempeño. Ellos lograran cosas. Ellos rendirán mejor. Ellos serán más productivos.

 

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply