Explicando A Hummingbird: 4 Pasos Para Crear Una Landing Page Que Sobreviva A Hummingbird

Clasificar en Google se hace cada vez más y más difícil, cada día sacan actualizaciones nuevas y mejoras que hacen que optimizar tu sitio web se haga casi imposible. El zoológico de Google tiene nuestras clasificaciones volando por doquier; primero Panda y Penguin, ahora Hummingbird ¡y quien sabe que puede venir después!. Justo cuando crees que ya tienes la formula perfecta te lanzan un nuevo algoritmo y todo lo que has hecho se va a la basura. Google ciertamente sabe cómo mantenernos en línea, ¿no creen?

En un principio las palabras clave, keywords y, los vínculos de reversa, backlinks, eran esenciales, no podías hacer nada sin ellos y clasificar era dificil pero no imposible. Luego salió Hummingbird y trajo consigo todo un nuevo problema que afrontar. Ahora nuestro enfoque principal debe ser en la paǵina, on-page, la mejor forma de clasificar es crear landing pages para tu producto y asegurarse de que cosas como contenido, rango de palabras claves, títulos y etiquetas H sean eficientes, atractivos y que estén bien redactados para lograr que tu landing page obtenga el clic, convierta y te traiga la ganancia que necesitas. Básicamente Hummingbird es un algoritmo para enriquecer el contenido de tu página.

 

Se suponía, que crear el contenido, era lo más fácil de desarrollar un sitio web, ¿no es cierto? Solo atabas algunas palabras claves juntas y estabas listo, esto te garantizaba al menos una buena clasificación, pero eso cambió, ahora toda página indexada y cantidad de palabras clave, tienen suficientes palabras clave para hacer un buen balance con las páginas que tienes indexadas y escribirlas de tal manera que tengan sentido y que sean relevantes para el mercadeo en el que se consiguen dichas palabras. Por ejemplo, si usas la palabra clave “hot tubs” tu contenido debe reflejar esta palabra, debe estar dirigido al mercado de los hot tubs y debe ser creado de forma relevante, coherente y concisa.

Después de testear, monitorear, explorar y quemar muchos sitios, yo encontré la estrategia perfecta para vencer a Hummingbird y clasificar tu sitio en la primera página de resultados, sin importar cómo cambie el algoritmo, el contenido siempre será relevante para las posiciones clasificatorias de Google. En 4, relativamente fáciles pasos, podrás diseñar un sitio que no solo pasará Hummingbird sino que también podrá competir contra otros negocios en tu mercado.

Sobrevivir a Hummingbird es solo el primer paso para clasificar en Google, también debes vencer a la competencia para obtener los mejores lugares de clasificación y la única forma de lograrlo es si tu contenido es mejor que el de tu competencia. Una forma de lograr esto es seguir los 4 pasos que te daré a continuación. Comencemos.

Paso 1: Analiza Tu Mercado Y Audiencia.

Antes de empezar a desarrollar tu sitio web debes saber a quién estará dirigida. A menos que tengas una audiencia definida estarás creando un sitio para todo el mundo y eso resultará en un sitio web caótico y sin organización que no atraerá a ningún cliente porque está tratando de atraer a cada posible cliente en la red.

Establece un mercado. Tu producto o servicio tiene un mercado y debes encontrarlo donde este y averiguar como llegar a él. Por ejemplo si tu producto son motores de agua para jacuzzis, entonces tu mercado ideal es el de venta de hot tubs. Asi que debes enfocarte en este mercado e investigar que ocurre allí, quién está en primer lugar, por que están allí y cómo podrias vencerlos. Una vez que tengas establecido el mercado puedes comenzar a investigar cual es tu audiencia ideal.  

Tu audiencia ideal son las personas que quieren comprar tu producto, debes crear tu sitio web para ellos. Puedes establecer quién es tu audiencia ideal basándose en investigaciones de mercado, tablas demográficas y mucha más información que puedes buscar en línea. Por ejemplo, puedes descubrir que tu audiencia ideal es ese hombre de mediana edad, que tiene 2 hijos y que necesita relajarse y desestresarse todas las noches. Ahora que sabes esto debes hablarle a esta audiencia, conmoverla y hacer que piensen que no pueden vivir sin tu producto.

Ya has establecido tu audiencia y tu mercado, es tiempo de conocer a tu competencia, esto es de suma importancia y debes prestar mucha atención a lo siguiente. Para saber quién es tu competencia puedes buscar en Google tu principal palabra clave u oración, por ejemplo “los mejores motores de agua para hot tubs”, debes estudiar todos los sitios que salgan en la primera página de resultados. Mira su diseño, la clase de contenido que usan, su oferta, los colores y botones que usan, sus backlinks y cualquier otra cosa que se te ocurra buscar. Yo utilizo SEMRush, una herramienta que te da un reporte completo de cada sitio de tu competencia, solo introduces el URL del sitio competidor en SemRush y puedes ver toda su información como: tráfico, palabras clave y mucho más.

Una vez terminado este estudio exhaustivo puedes escoger cosas que te parezcan útiles y eficientes de tus competidores y hacerlas tuyas, no vas a duplicar su sitio web, solo lo debes diseccionar y usar las mejores partes para tu sitio web. La mejor forma de saber que funciona para un landing page es viendo que hace la competencia y que tienen en sus sitios web. Si funciona úsalo si no funciona deséchalo.

Tip Extra: A veces la mejor forma de saber quién es tu competencia es preguntando a las personas en tu entorno que buscarían en Google si estuvieran interesados en un producto como el tuyo, de esta forma tendrás una frase más o menos popular y a partir de esta palabra clave podrás conseguir más y mejores frases encontrando así los mejores y más grandes competidores en tu negocio o mercado.

Paso 2: Crea Títulos Poderosos Y Atractivos

Una vez establecido tu mercado, audiencia ideal y competidores, debes comenzar a escribir tu contenido y todo comienza por los títulos. Para lograr crear títulos efectivos debes hacer una investigación de palabras clave enfocada en una palabra que apunte a tu mercado o frase que use la competencia. Una vez que tengas tu frase de palabras clave principal, por ejemplo “los mejores motores de agua”, debes hacer una búsqueda en SEMRush para obtener más palabras claves relevantes y también en keywordtool.io para conseguir palabras relacionadas y términos de cola larga.

Yo lo hago de la siguiente manera, hago toda mi investigación y la paso a una hoja de cálculo o tabla, de esta forma puedo ver todos mis términos relevantes, palabras clave y todo lo demás que obtenga como resultado de mi búsqueda. En esta hoja puedes ver el nivel de tráfico de cada palabra clave y así escoger la más popular con el mayor tráfico para ponerla en tu título.

Hay dos títulos muy importantes que debes escribir, el primero es el título del motor de búsqueda y el segundo es la etiqueta H1 que funciona como el título principal de tu sitio web. El título del motor de búsqueda es el que vemos en el listado de los resultados arrojados por Google, usualmente es un enlace que nos lleva a un sitio determinado y está en azul. Google tiene un límite de 512 píxeles para este título, hay algunas herramientas en línea que miden esto y te pueden ayudar a evitar pasarte del límite. En este título debes poner tu palabra clave más importante de forma llamativa y atractiva. Por ejemplo: Los Mejores Motores De Agua Para Hot Tubs – Compañía. Algo muy importante que debes tener en cuenta es nunca jamás perder píxeles en tu título, escribiendo el nombre de tu empresa antes que las palabras clave y si te excedes del título entonces no pongas el nombre de compañía en absoluto.

 

El segundo título que debes crear es la etiqueta H1, este es el título principal de tu landing page y no tiene un límite así que lo puedes hacer tan largo como veas necesario, yo descubrí que los H1 escritos en forma de pregunta clasifican mejor en Google que muchos otros. Por ejemplo: ¿Son Los Motores De Agua Lo Que Tu Hot Tub Necesita Para Funcionar Mejor? Consigue Aquí Los Mejores Y Más Económicos Motores Para Mejorar Tu Hot Tub.

Yo recomiendo que todos tus títulos y subtítulos utilicen negrita, subrayado o cursiva para hacer que estos destaquen y que sobresalgan en la página, Hummingbird se vuelve loco con esto, le encanta. Intenta en lo posible escribir todas tus etiquetas H en forma de pregunta y asegúrate que las palabras clave en ellas estén relacionadas con el tema que tratas y una con la otra, ya no puedes enlazar una palabra con otra en oraciones sin sentido y esperar que clasifique.

Tip Extra: Utiliza los Plugins para hacer que tu entrada en el listado de resultados se vea mejor y aumente la proporción de clics a tu sitio web. Calificaciones de estrellas y fechas hacen que mejore la imagen de tu entrada en el listado de resultados. Toda tu entrada debe verse atractiva o no lograras el clic.

Paso 3: Escribe El Contenido En Forma De Preguntas (FAQ)

Las palabras clave son de suma importancia para Hummingbird y también la forma en que estas palabras están estructuradas dentro del contenido, asimismo la estructura del contenido es de vital importancia. Después de mucho investigar, he descubierto que Hummingbird ama el formato de preguntas y respuestas (P/R), es cómo darle un dulce a un niño, se lo comerá de inmediato. Así que debes darle lo que quiere. Escribe el contenido de tu landing page como una lista de preguntas y respuestas, con las preguntas más relevantes al principio de la página, por ejemplo:

P: ¿Qué son los motores de agua? R: Los motores de agua son…. Y así sucesivamente.

Asegúrate de incluir la mayor cantidad de palabras clave que te sea posible a lo largo de todo el contenido, tanto en las preguntas como en las respuestas, desde las más importantes palabras clave a las de cola larga y los términos relacionados. La proporción de palabras clave por página es aún más relevante así que rellena tu contenido lo más que puedas con ellas, hazlas relevantes al tema tratado y a ellas mismas, escribe párrafos concisos y coherentes con al menos 5 o 6 líneas por respuesta y asegúrate que las preguntas y respuestas tengan relación entre ellas y sean coherentes al tema que trata tu sitio web.

La mejor forma de conseguir preguntas populares y relevantes a tus palabras clave es a través de las preguntas sugeridas por Google, AnswerThePublic y cualquier otro recurso que te arroje una lista de preguntas muy populares relacionadas a tu producto, a tu mercado o a tus palabras clave. Algo que descubrí que es de mucha utilidad es buscar la sección de preguntas frequentes en tu competencia y agregar algunas de sus preguntas a tu contenido, solo asegúrate de re-escribir las preguntas y hacerlas tuyas antes de usarlas o te sancionaran por contenido duplicado.

El largo del contenido depende de ti, pero mientras más palabras clave puedas clasificar más serán tus oportunidades de posicionarte mejor en los resultados, por lo que un contenido largo te puede dar más chances de clasificar más palabras clave y así mejorar la clasificación de tu sitio web. Mi número mágico es de 3500 palabras por landing page, alguna veces esto implica más investigación y más tiempo invertido en el taller de escritura pero confía en mí ¡vale la pena!

Lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de escribir tu contenido es que tu contenido debe ser original, creativo e irresistible. Escribe un contenido que no sólo pasará las pruebas de Hummingbird con mucho éxito sino que también atraerá a los visitantes a comprar tu producto si deciden leer el contenido. Pero debes tener en cuenta que el objetivo de un landing page es convertir y esto sucede en los primeros 30 segundos que un visitante está en tu página, lo que significa que lo que convierte es la llamada de acción, el botón que le pide a los visitantes que realicen cierta acción, ya sea comprar un producto, suscribirse a la página, compartir el contenido, o cualquiera que sea tu oferta.

Deja lo mejor para el final, la llamada a la acción. Esta se ubicada debajo del H1 y puede ser la oración más importante de todo tu contenido, especialmente las palabras que van sobre el botón mismo. Vamos a ver un ejemplo, quieres que el visitante te dé su correo antes de comprar el producto para obtener algo del visitante por si acaso no completa el proceso de compra, así puedes volver a contactarle con otras ofertas. Para esto creas una llamada a la acción que le incite a dar clic, debes darle algo a cambio de su información, por ejemplo:  

¡Ahorra Dinero HOY! Obtén Las Mejores Reseñas Para Motores De Agua

Consigue Tu Guía De Reseñas GRATIS ¡AHORA!

(Esta oración debe ir en el botón de acción que los llevara a un formulario donde obtendras su correo para así enviarles la guía)

Tienes una oferta especial al darles una guía gratis y un punto de presión al decirles que ahorraran dinero, mientras más específica la cantidad ahorrada mejor. Esto hará que tus visitantes quieran saber cómo ahorrarse este dinero lo cual hará que quieran la guía. La misma estrategia funciona si quieres que compren un producto, solo dales un punto de presión y que tu oferta sea la solución a esa presión.

Tip Extra: Los mejores colores para los botones de llamadas de acción son el rango de los amarillos y naranjas, pero esto también puede depender de tu diseño web y la gama de colores que uses, quieres que el botón de acción resalte y sobresalga en la página.

Paso 4: Un Diseño Fresco, Funcional Y Atractivo

El diseño web no es mi punto más fuerte, realmente me cuesta saber cuáles colores combinan y mucho más, diseñar un sitio web funcional, que luzca fresco y que sea atractivo, ¿cómo puedo lograr todo esto sin tomar cientos de cursos sobre diseño? ¡Es muy fácil! Sólo hay que usar el sentido común y Google.

Hay miles de herramientas en línea que te pueden ayudar a escoger colores, patrones, fondos, íconos, viñetas y cualquier otro elemento que puedas necesitar para tu sitio. Así que no te estreses y escucha con atención, o lee con atención en este caso. Lo primero que necesitas es una herramienta que monitoree tu sitio web y te ayude a saber qué está pasando cuando la gente suba y baje a la largo del sitio, en lo personal me encanta HotJar, pero hay un millón de otras herramientas en la red así que es tu desición. Una vez que tengas esta herramienta en su lugar puedes seguir con el diseño.

Escoge una gama de colores que combinen con tu producto y que no dejaran ciegos a los visitantes, debes evitar mezclar colores como el amarillo pollito con fucsia o el morado fosforescente con un naranja chillón, sabes a lo que me refiero, usa tu sentido común para establecer cuáles combinaciones funcionan mejor. En lo personal me gusta como el naranja y el verde se complementan y resaltan. Si no estás seguro, puedes buscar en Google “la mejor combinación de colores para atraer la atención”, eso será de gran utilidad. Si aún no te sientes confiado puedes usar Paletton, una herramienta que te dice cuáles colores combinan y cuáles no.

Una vez que tienes tus colores seleccionados puedes comenzar a diseñar las capas de tu sitio web, la plataforma Genesis de WordPress es muy buena y tiene muchas herramientas que te ayudarán a diseñar el sitio. Pero lo que realmente necesitas saber es cómo apilar el contenido para que convierta posibles prospectos en clientes. La parte superior de la página debe ser la sección para la llamada de acción, todo lo que está debajo del doblez (el doblez es la parte que se visualiza al entrar a un sitio, si hay que bajar ya no es parte del doblez) es secundario, si logras conquistar la llamada de acción, tendrás el cliente.

Asegúrate de testear el mejor color para tu llamada de acción y ponla sobre un fondo que la hará resaltar y llamar la atención, algo así como un botón naranja sobre un fondo verde claro, esto hará que el botón se destaque y que tus visitantes quieran darle clic. Si logras diseñar el doblez perfectamente entonces el resto del diseño sólo debe ser funcional y sensible.

Los menús pegajosos, que se adhieren a la página y te siguen no importa como subas o bajes, funcionan bastante bien porque siguen al visitante mientras se desplaza en el sitio y puedes agregar tu llamada de acción a un elemento de este tipo para que siga el recorrido del visitante. Algo que me ha funcionado muy bien es el orden y la organización de los elementos en la página. Debes estructurar tu sitio en secciones divididas por colores, títulos o separaciones para que el desplazamiento hacia abajo sea más fácil.

Asegúrate de escoger un fondo y componentes que hagan que la página sea sensible, funcional y rápida. Lo último que quieres es agregar un montón de elementos que le agreguen más tiempo a la carga y procesamiento del sitio porque perderá sensibilidad y funcionalidad, lo cuál puede hacerte perder un cliente. Nadie quiere esperar para que un sitio se cargue cuando hay miles más que pueden visitar.

Así que, mantenlo fresco utilizando imágenes de calidad que exhiban el producto o servicio que ofreces y que sean relevantes al contenido, haz que el diseño sea flexible y funcional eligiendo los elementos correctos para agregar al sitio y hazlo atractivo al crear una llamada a la acción sólida y atrayente en el doblez. Estas son tres cosas que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tu sitio web.

Tip Extra: Utiliza el testeo A/B para saber cuáles diseños, gama de colores, íconos, imágenes y cualquier otro elemento que lleve tu sitio son los más atractivos y funcionales para los visitantes. Se trata de averiguar qué funciona mejor y utilizarlo.

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply