11 maneras de aumentar su productividad mientras trabaja desde su casa

Trabajar desde casa parece la mejor forma de trabajo en el mundo. Tu pones tus propias horas, no tienes compañeros de trabajo que te distraigan, puedes trabajar con tu pijama, puedes arreglar tu oficina como te plazca, en fin, eres tu propio jefe ¿no es cierto? Bueno, en realidad ¡NO! Trabajar desde casa puede parecer maravilloso y perfecto al principio pero cuando empiezas a hacerlo te das cuenta que hay más distracciones en tu casa que en la oficina y que la libertad de tener tus propias horas no es tan genial como creías porque estás perdiendo mucho tiempo en nimiedades.

Yo sé lo difícil que es ajustarse a la modalidad “trabajando desde casa” y lo supremamente difícil que es poner horas fijas para el trabajo y apegarse a ellas. Le pasa a todo el mundo cuando comienzan a trabajar desde casa y se dan cuenta que necesitan la estructura de una oficina, sus horas y reglas. En especial si se refiere a comenzar el día laboral, era muy fácil levantarse e ir al trabajo cada día pero ahora que estás en casa es un mundo completamente diferente, te levantas a distintas horas cada día y tienes una agenda completamente desorganizada, lo sé muy bien ¡me paso!

Hace un par de años cuando comencé a hacer algunos trabajos independientes, lo que llaman freelance, pensé: “esto es genial, seré mi propio jefe y pondré mis propias horas, tendré suficiente tiempo para mi trabajo y mi vida social” si, estaba muy equivocada ¡lo sé! Fue muy ingenuo de mi parte, pero yo era nuevo en este juego y realmente pensé que podría hacerlo, más temprano que tarde me di cuenta que era terrible para organizar mis propias horas para trabajar desde casa, estaba trabajando jornadas de 12 horas y no lograba cumplir con mis objetivos, ¡no estaba logrando nada! Hasta que descubrí la fórmula perfecta para incrementar mi productividad en un 100%.

Estos consejos funcionaron perfectamente para mí, comencé a trabajar jornadas de 8 horas regulares y mi productividad se disparó en cuestión de días, fue realmente increíble, no podía creer lo buena que era mi productividad en comparación con mi índice anterior que era MUY BAJO. Pasé de hacer un artículo de 500 palabras al día a hacer 3 o 4 en mi nueva jornada de 8 horas diarias. Me dejare de rodeos y pasaré a explicar cómo estos 11 consejos pueden incrementar tu productividad.

  1. Incrementa Tu Nivel De Juego  

Así es la cosa, antes de poder ser productivo y efectivo tienes que ser un maestro de tu arte y conocer tus fortalezas y debilidades para así saber qué tareas o proyectos podrás hacer con facilidad y cuáles requerirán más tiempo y esfuerzo de tu parte. Incrementar tu nivel significa sobrepasar tu nivel de habilidad, cómo lo haces en juegos de video en los cuales vas ganando puntos y habilidades para que tu personaje suba a otro nivel y obtenga armas, medicinas y esas cosas.

Es la misma teoría, aumenta la habilidad que ya tienes y aprende nuevas habilidades que podrías necesitar en tu campo de trabajo, por ejemplo si eres un diseñador web tienes que perfeccionar tu técnica en el uso de ciertos programas que ya conoces y también aprender a utilizar nuevas herramientas que pueden ser de utilidad para tu trabajo, debes tener experiencia con ellas antes de usarlas para tus proyectos. De este modo podrás trabajar con cualquiera de ellas sin estar perdiendo tiempo viendo a ver cómo funcionan y para qué sirven.

  1. Olvidáte De Las Tareas Múltiples

Lograr realizar varias tareas al mismo tiempo es el sueño de toda persona que trabaja desde casa, pero la cuestión es que es imposible hacer esto y te lo digo por experiencia. Yo tenía tanta fé en mis propias habilidades que yo abordaba varias tareas al mismo tiempo, convencida que lograría terminarlo todo antes que el día laboral terminará. Eso fue ingenuo y algo estúpido de mi parte, porque en realidad no podía ni completar una cosa mucho menos tres o cuatro, simplemente porque mi atención estaba dividida en muchas direcciones, sumado a esto las distracciones regulares que ocurren al trabajar desde casa, el resultado era que no podía concentrarme.

Así que, déjale las tareas múltiples a las madres que pueden cuidar a sus hijos, mirar su programa favorito de TV, hacer el almuerzo y trabajar en el proyecto de ciencias de sus hijos sin dejar nada por fuera y lograr terminarlo todo, deja el malabarismo a los profesionales y dedicate a lanzar una sola pelota a la vez, simple pero eficiente. Me di cuenta que terminar una tarea antes de comenzar otra era el uso más eficiente de mi tiempo y habilidades, no todo el mundo está equipado para realizar tareas múltiples y no me avergüenza admitir que mis habilidades para las tareas múltiples son nulas, cero, nada de nada.

Si eres como yo y tus habilidades para múltiples tareas son nulas lo mejor que puedes hacer es dedicarte a una sola tarea a la vez hasta completar todas tus actividades asignadas. Esto te permitirá poner toda tu atención en una sola cosa, la cual podrás terminar más rápido y con mejor calidad, porque tenemos que aceptar que a veces producimos cosas de calidad muy dudosas sólo por terminar más rápido, como por salir del paso. Toma tu tiempo, concéntrate en tu tarea y verás como tu productividad y calidad de trabajo se dispara hacia al cielo.

  1. Crea Un Horario De Trabajo Y Apégate A Él

Suena bastante fácil, sólo haz una tabla con un horario y listo, pero en realidad es mucho más complejo que eso, tienes que estudiarte a ti mismo y descubrir cuáles son tus horas más productivas del día, esas son las horas en las que debes trabajar. Algunas personas son más productivas en las horas de la mañana, mientras que otras logran su mayor índice de productividad en las noches, esto es algo personal y específico para cada individuo. Tienes que hacerte un examen exhaustivo y juzgar, lo más objetivamente que puedas, cuáles horas son las mejores para tu rendimiento y en qué momento del día sería una pérdida de tiempo que trabajarás.

Todo comienza por ti, ninguno de estos consejos funcionará si no tienes la voluntad de apegarte a tu horario de trabajo, yo śe que es difícil trabajar mientras todos en tu casa miran la tele, juegan Wii y están haciendo otras actividades de entretenimiento pero si logras apegarte a tu horario por una semana verás como se vuelve más y más fácil seguir el horario y con el tiempo ya no lo verás como una tarea o algo terrible, lo verás como parte de tu rutina diaria y esto aumentará tu productividad.

  1. Tómate Un Descanso De Vez En Cuando

De acuerdo con el Departamento de Trabajo de USA, trabajar 8 horas seguidas sin descanso no es sólo malo para la salud sino también ilegal, según sus regulaciones los empleados deben tomar un descanso de media hora cada 5 horas trabajadas consecutivamente. Esta parece una ley justa y de utilidad para prevenir que los empleados se cansen demasiado antes de que la jornada de trabajo haya terminado, aunque las personas que trabajan desde casa no tienen que sufrir los suplicios de los trabajos forzosos, tomar descansos es esencial para la productividad.

 

Yo descubrí que tomarme un descanso de 10 minutos cada dos o tres horas, al iguaI que un descanso de una hora para almorzar o cenar, ha incrementado mi productividad y después de cada descanso me sentía con energías renovadas y ganas de trabajar. Durante estos 10 minutos puedes salir a fumarte un cigarro, estirarte, caminar alrededor de tu casa, salir por algo de aire fresco o cualquier otra cosa que te parezca relajante.

 

No te pases tus descansos revisando el correo o chequeando tu teléfono, estos son momentos para desenchufarte, desconectarte y relajarte, para darle a tu cerebro espacio para respirar y tiempo para procesar y así volver a reconectarte con nuevas energías y mejores ideas.

 

  1. Termina Las Tareas Más Molestas Primero

 

Si, yo sé que odias esas tareas fastidiosas que toman mucho tiempo y te dejan con la sensación de querer matar a alguien pero si logras terminar estas tareas a primera hora de la mañana verás un gran incremento en tu productividad; ya que, al terminar estas tareas y sacarlas del paso, podrás concentrarte en las tareas que adoras y tu día pasará volando.

Ser productivo significa realizar más cosas en menos tiempo, hacer estas tareas molestas primero te permitirán incrementar tu índice de productividad porque sabrás que esas tareas ya están listas y podrás dedicarte a las actividades en las que eres brillante, lo que aumentará la cantidad de trabajo que produces.

Yo descubrí que al terminar estas odiadas actividades, como: crear facturas para clientes, responder emails, llamar a los clientes para ver que estén contentos con el trabajo y cualquier otra actividad poco placentera pero necesaria, me sentía emocionado y alegre al pensar en lo que debía hacer el resto del día; ya que, podía concentrarme en tareas que amo, como: crear contenido, editar, traducir, investigar y muchas más.

  1. Mantén Tu Espacio De Trabajo Limpio Y Organizado

Trabajar en un espacio sucio y desorganizado no ayudará a aumentar tu índice de productividad porque no te gustará trabajar en medio de tanto desastre y asociarás este disgusto con tu trabajo. Una forma de incrementar tu productividad y cumplir con más tareas durante el día de trabajo es organizar y limpiar tu escritorio u oficina en casa, mantén tu escritorio libre de desórdenes y limpio, organiza tus gavetas por contenido y siempre pon las cosas que más usas en las primeras gavetas de tu escritorio, esto te ayudará a encontrar todo más rápido sin perder tiempo alguno.

Estar cómodo es esencial para la productividad cuando trabajas desde casa, debes tener un escritorio de buen tamaño y con la altura apropiada con una silla ergonómica, DigitalTrends tiene un artículo espectacular donde reseñan las mejores sillas en el mercado para tu oficina en casa. O sal y consigue una silla por tu cuenta, lo importante es que tengas una silla que sea cómoda y comfortable, esto aumentará tu productividad, ya que, disfrutarás estar sentado en tu escritorio.

  1. Elimina Las Distracciones A Tu Alrededor Pero Deja La Música Encendida

Este puede ser el consejo más difícil de tomar y de poner en práctica, eliminar las distracciones puede ser bastante difícil y en la mayoría de los casos no depende enteramente de ti pero debes hacer lo mejor que puedas para mantener las distracciones al mínimo. El obstáculo más difícil de sobrepasar a la hora de eliminar las distracciones son las Redes Sociales, mientras tengas las Apps de redes sociales sonando en tu teléfono o computadora no podrás concentrarte en tu trabajo. Apaga las notificaciones de todas las redes sociales mientras trabajas y verás un aumento inmediato en tu productividad.

Dije que elimines las distracciones pero que dejes la música encendida porque descubrí que la música me ayuda a concentrarme, realizo mis tareas mucho más rápido cuando estoy escuchando música que cuando estoy en completo silencio, para mi la música clásica como Mozart y Vivaldi funciona mejor pero tu puedes descubrir que otros géneros funcionan mejor que los clásicos, algunas personas descubrirán que la música los desconcentra y distrae mucho más, es la técnica del ensayo y error que debes implementar para descubrir qué funciona para TI.

  1. Ejercítate Diariamente Y Duerme 8 Horas

De acuerdo a la Sociedad Nacional de Sueño, los adultos necesitan al menos 8 horas de sueño si quieren ser productivos y activos durante sus jornadas de trabajos, la pérdida de sueño puede tener muy malas consecuencias en tu trabajo, como: errores, bajo índice de productividad, ataques de violencia contra clientes e incluso algunas consecuencias perjudiciales para tu salud como dolores de cabeza, cambios de humor, entre otros.

Organiza tu día en forma de que dejes suficiente tiempo para irte a la cama temprano y así obtener tus 8 horas de sueño ininterrumpido, irse a la cama y levantarse temprano incrementará tu energía y tu voluntad de trabajar, lo cual aumentará tu productividad. Yo me di cuenta que acostarme y levantarme tarde estaba dañando mi nivel de productividad y mi proceso de trabajo, una vez que comencé a acostarme a una hora decente, 10 pm y, a levantarme temprano, 6 am, mi productividad aumentó inmensamente.

  1. Planea Horas Específicas Para Revisar Tu Correo

Cuando comencé a trabajar desde casa era una esclava de mi correo, cada vez que sonaba yo corría a revisarlo e inmediatamente enviaba una respuesta, hasta que me di cuenta el tiempo que estaba perdiendo cada vez que revisaba mi correo, se sumaba a horas ¡HORAS! Horas que pude haber pasado en mi trabajo real. Si, revisar el correo es importante y los clientes esperan tener comunicación constante pero no puedes pasar todo el día enviando respuestas y comentarios porque no tendrás tiempo para trabajar.

Yo hice algo muy simple, decidí planear horas específicas para revisar el correo; por ejemplo, dedicó la primera media hora de la mañana a revisar los correos que llegaron durante la noche y los respondo, luego me olvido del correo hasta la última hora de trabajo del día cuando vuelvo a revisar mi correo y envió respuestas a los correos que llegaron durante el día. Ahora mis clientes saben que tengo esta agenda para mi correo  y así saben cuándo enviar sus correos y cuando esperar una respuesta, este truco tan sencillo aumentó mi productividad a gran escala porque ya no estaba perdiendo horas y horas revisando mi correo.

  1. Utiliza Una Herramienta Para Medir Tu Tiempo

Un software contador de tiempo, como PerfQ, es la mejor herramienta que una persona que trabaja desde casa puede tener porque te permite registrar tus horas trabajadas de forma tal que puedes crear facturas bien detalladas para cada cliente por el trabajo realizado. Con un contador de tiempo no tendrás horas perdidas que no puedan ser facturadas porque no tienes como respaldarlas, este contador toma capturas de pantalla cada minuto en tu computadora mientras está activo y puedes usar estas capturas para demostrarles a tus clientes la cantidad de tiempo que pasaste completando su proyecto.

Luego de comenzar a utilizar el contador no solo mi productividad incremento sino que todo el estado de mi trabajo mejoró; ya que, ahora tengo la forma de probarle a mis clientes cuantas horas pase en cada proyecto y mis facturas son mucho más organizadas y efectivas.

  1. Felicitate Por Un Trabajo Bien Hecho

Este es el consejo más importante para mí, recompersarme por un trabajo bien hecho. Es importante que tu te des el crédito que mereces por hacer las cosas bien, a tiempo y con excelencia. Así como podemos ser muy duros con nosotros mismos cuando hacemos algo mal, debemos ser igual de buenos y bondadosos cuando hacemos algo bien y terminamos nuestras tareas en tiempo record.

Date un gusto, sal con tus amigos un viernes por la noche, compra esos postres que tanto amas, o simplemente sal a ver una película como recompensa por un trabajo bien hecho a lo largo de la semana laboral y verás lo bien que puedes sentirte contigo mismo. Si te sientes bien contigo mismo y con tu trabajo entonces tu productividad aumentará.

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply