7 Elementos Para Un Buen Mercadeo De Contenido Que No Quieres Perderte

Estoy seguro que todos han oído, y tal vez lo han dicho, “el contenido es el Rey”. Sí, estoy seguro que todos estamos familiarizados con esa frase, pero ¿es cierto? Es decir, ¿qué significa en realidad? Y más importante aún, ¿es el contenido el Rey?

La respuesta es muy simple: NO. No, no todo el contenido es Rey y aquí hay una pequeña explicación del por qué. (Hablaremos más de esto con más detalle en otros artículos).

Como podrás haber adivinado, la respuesta no es tan simple como solo decir NO. En realidad hay varios factores que influyen en esto y contribuyen a que el contenido sea ineficiente desde un punto de vista de mercadeo. Algunos de estos son bastante fáciles de entender y hasta de solventar o prevenir, mientras que otros no lo son y se hacen más difíciles de solventar ya que no depende completamente de que hacemos, sino en lo que otros están haciendo. Una pequeña idea de lo que NO debes hacer, vamos a mencionar dos (ten en cuenta que hay más).

  • No pierdas la perspectiva:  Si, ten presente que el mercadeo de contenido no se trate de vender. Esto necesita ir más profundo e involucra crear una relación con tu audiencia. Suena bastante complicado, pero es uno de los factores más fáciles de resolver. Sólo mantén a la audiencia en tu mente a la hora de escribir y no piensen en ellos como clientes potenciales; bueno al menos no TODO el tiempo.
  • Recuerda el shock de contenido (content shock):  Este término fue acuñado por Mark Schaefer, quien introdujo la noción de “content shock” y la describió como “La época de mercadeo emergente definida por exponencialmente crecientes volúmenes de contenido que se cruzan con nuestra limitada capacidad humana para consumirlo.” En otras palabras, la  cantidad masiva de contenido producida diariamente es demasiado abrumadora para que una persona pueda leerla toda.

Dicho esto, no quiero desalentarte ni decirte que te olvides del mercadeo de contenido, sino todo lo contrario, a pesar de lo que algunas personas digan, el mercadeo de contenido puede ser una herramienta efectiva para cualquier negocio. Si estás dispuesto a trabajar y hacerlo bien, por supuesto.

Hay muchos elementos que son necesarios para crear una campaña de mercadeo de contenido efectiva. Aquí te presentaremos algunos de estos elementos con la intención de ayudarte a comenzar o retomar todo lo relacionado con una campaña efectiva.

Primero: Traza Objetivos

La mejor forma de no llegar a ningún lado es no saber a dónde quieres ir en primer lugar. Esto es cierto para muchas áreas de la vida (yo diría que para TODAS las áreas)

Considera esto, si un atleta no planifica para el futuro y sólo se traza “metas u objetivos parciales” en el camino, le costará mucho para lograr alcanzar la meta final. Una amiga mía, que es corredora de maratones, me explicó cómo ella traza diferentes “objetivos de tiempo” en el camino.  Mientras ella está corriendo, siempre tiene presente su tiempo final, sin embargo y, aún más importante, ella lleva la cuenta de todos los tiempos parciales a lo largo del  camino. Como lo explica ella, esto le permite estar motivada y al mismo tiempo, si es necesario, hacer cambios pertinentes a su ritmo.

Esto también es cierto para el mercadeo de contenido. Si no tienes una meta clara desde el principio, es muy probable que te desvies del camino y termines sin lograr alcanzar tu objetivo.

Por supuesto, tu objetivo final puede cambiar a lo largo del camino, dependiendo de como van saliendo tus metas “parciales”, pero esa es la idea. Si no sabes que quieres lograr, no podrás hacerlo, punto.  

Ten en cuenta que es sumamente importante para ti poder medir los resultados de forma objetiva. Ponerte metas como “mejorar el sitio” no ayudará mucho, ya que es una meta muy subjetiva y puede depender de quién vea el sitio e incluso de tu humor (si tu eres quién lo juzga). Por otro lado, establecer un número X de visitas al sitio es una buena meta ya que esto lo puedes medir con facilidad.

Asegurate de poder medir y analizar los resultados de cada objetivo para que estos sean de utilidad en  toda tu estrategia de mercado.

Pasa todo el tiempo que necesites, planeando tus metas, cuidadosamente. A largo plazo, esto te ayudará a organizar tus recursos y tu tiempo y, te permitirá, ahorrar tiempo que te servirá para enfocarte en otros aspectos de tu campaña de mercadeo.

Segundo: Conoce Tu Producto

Aunque puede parecer muy básico y que no vale la pena mencionarlo, te sorprendería la cantidad de personas que no consideran esto importante y no logran ver la relevancia que tiene para un campaña de mercadeo.

Verás, la única  forma de lograr que la gente se emocione por tu producto es si tú mismo estás emocionado también.  No es posible decirle a la gente que tu producto es bueno y que te crean, si tu no piensas así en primer lugar. La única forma de lograr esto es al saber los beneficios, limitaciones y demás características de tu producto.

Parte de esto es saber exactamente el problema que tu producto le resolverá a la audiencia, para que puedas describirles cómo pasará esto. Siempre ten en cuenta que no importa cuán bueno sea tu contenido, si tienes un mal producto, nunca lo venderás. Es bastante simple, no puedes hacer un mercadeo excelente para un producto malo.

Uno de los errores más comunes que vemos es que los comercializadores de contenido ponen mucha atención en averiguar quién es su audiencia, el objetivo de su campaña, pero se olvidan por completo de ver y exponer lo que su producto puede hacer por su audiencia.

Si, hablarle a un objetivo demográfico es importante, pero es igual de importante saber que les vas  a decir. Recuerda esto siempre, el mercadeo de contenido se trata de contar una historia, así que evita las descripciones de tu producto lo más que puedas. En otras palabras, dile a tu audiencia cómo se sentirán cuando el problema esté resuelto en lugar de explicarles lo que tiene el producto y dejarlos imaginarse si esas características le ayudarán.

En última instancia lo que se desea es aumentar la confianza de la audiencia en su producto y esto, obviamente, no es posible si no sabes exactamente en lo que quieres que ellos confíen.

Tercero: Conoce Tu Audiencia

Tienes que prestar atención, especialmente, en esta parte. Muchos comercializadores hoy en día  consideran que esta es la parte màs importante de una campaña de mercadeo efectiva, y yo estoy de acuerdo con ellos. Esto es algo que todos deben considerar, no sólo las grandes compañías.

Ya sea que tu compañía esté entre las más grandes del mundo o sea una empresa emergente que trabaja desde tu sótano, tienes que considerar la Investigación de Mercado como la parte más importante de tu campaña de mercadeo de contenido.

No estamos hablando sólo de un entendimiento básico con respecto a quién es tu audiencia. Conocer a tu audiencia engloba mucho más que esto. Se trata de hacer una  Investigación de Mercado completa y exhaustiva, que es: “El proceso de recolectar, analizar e interpretar información acerca de un mercado, un producto o un servicio; investigar las características, hábitos de compra, lugar dónde vive y las necesidades del mercado objetivo de tu negocio, la industria como un todo y los competidores a los que te enfrentas”.

Tu contenido debe ser irresistible y debe tener información valiosa y relevante para tu audiencia. La única forma de hacer esto posible es saber exactamente para quién estás escribiendo. Todos los demás elementos de tu campaña de mercadeo dependen de tener un entendimiento claro de quién es tu objetivo, tu audiencia. Establecer un buyer persona (personaje comprador), en consecuencia se vuelve un paso crítico en este proceso.

Una de las razones por las que fallan las campañas de mercadeo es porque o no hacen la Investigación de Mercado, o no le prestan la suficiente atención. Una mala Investigación de Mercado resultará en mensajes confusos o  historias que no son de interés para tu audiencia. Además, la mala investigación de mercado llevará a no saber qué “dolor” estás tratando de aliviar en tu audiencia con tu contenido.

Recuerda que no estás escribiendo para decirle a tu audiencia cuál  es tu producto, sino para contarles historias que los interesarán y ayudarlos a resolver sus problemas (establecer confianza). Por ejemplo, si estás vendiendo pastillas que ayudan a aliviar el dolor causado por la artritis, no quieres solamente decirles cómo tu producto aliviará su dolor. Será mejor si les hablas de formas naturales con los que pueden sentirse mejor y evitar el problem en la medida de lo posible (por ejemplo). Sólo así lograrás captar su atención y mantenerlos enganchados a tu contenido.

Parte del proceso de comunicarte con tu audiencia es ser capaz de entenderlos hasta el punto en que puedas mostrarles que comprendes su problema y estás dispuesto a ayudarlos a solventarlo con algo más que sólo tu producto.

Cuarto: Ofrece Opciones

encontrar incontables opciones para comunicar tu mensaje y no tomar ventaja de ellas te dejará en gran desventaja frente a tus competidores, quienes si hacen esto.  Es cierto, el contenido que uses dependerá de tu objetivo, audiencia, pero recuerda que sólo porque has establecido quién son, no significa que debas hablarles de una sola forma. Incluso con un grupo como tu objetivo, encontrarás muchos tipos de personalidades y preferencias.

Un solo mensaje puede ser transmitido en diversas formas y formatos. En el “mundo de internet” de hoy en día puedes

Por supuesto, los Blogs están entre los favoritos y los medios más usados  para transmitir tu mensaje, pero no son los únicos métodos que deberías usar; infografías, videos, entrevistas, conferencias, etc., son métodos de los cuales puedes tomar ventaja para transmitir tu mensaje.

Junto con estas opciones que puedes ofrecer a tu audiencia para recibir tu mensaje, debes tener en cuenta que cada tipo de formato puede ser compartido a través de diversas plataformas (y esto no se refiere sólo a las redes sociales).

Iniciar una conversación con tu audiencia puede ser difícil a veces si no escoges la plataforma apropiada o por lo menos su favorita. No se trata sólo de poner un Blog allá afuera, en la red y esperar que lo encuentren y lo lean. Si haces eso, con la cantidad de información que hay allá afuera, lo más probable es que no tengas éxito.

Alcanza tu objetivo de cualquier forma posible. Ya sea por email, Tweets, publicaciones en Facebook, respondiendo a sus preguntas en foros públicos, etc., haz el mayor esfuerzo posible para ser notado y hacer que les llegue tu mensaje.

Las opciones no se refieren solamente a diferentes estilos de copia; realmente necesitas usar toda forma posible para transmitir tu mensaje y hablar con tu audiencia.

En un espacio web abarrotado con contenido, ¿cómo logras que tu audiencia realmente te preste atención?

Podrás tener el mejor contenido que haya existido y tu producto podrá ser el mejor del mercado, pero, adivina qué, si tus títulos no son lo suficientemente atractivos, tu mensaje nunca será leído por aquellos con quienes te quieres comunicar, tu audiencia.

David Ogilvy, conocido como el “padre de la publicidad” puso tanta atención en los títulos que se dice que él creó uno de los títulos más geniales en la historia para su campaña de Rolls Royce. Sobre este tema podemos citarlo diciendo: “En promedio, es más probable que las personas lean el título que el cuerpo del contenido. Cuando hayas escrito tu título, habrás gastada ochenta centavos de tu dolar”  

Es cierto, esta campaña se remonta a los años 50, pero lo mismo puede decirse hoy en día. Este es tal vez uno de los aspectos menos valorado por algunos a la hora de escribir contenido, sin embargo, es LA parte màs importante del proceso de creación de tu contenido. ¿No me crees? Mira lo que el especialista de mercadeo por internet Neil Patel tiene que decir al respecto:

Tu título es el factor más importante para determinar el número de veces que tu contenido puede ser compartido: El hecho es que la mayoría de las personas no lee tu contenido, sin importar que tan bueno sea.”

No seas uno de esos escritores de contenido que pasa unos minutos contemplando cuál debería ser el título de un artículo para luego terminar utilizando el título menos malo. Esta es la mejor forma de matar tu mercadeo.

¿Cuánto tiempo debes tomarte para escribir un buen título? Bueno, hay muchos expertos allá afuera que se aventurarán a darte una respuesta, desde una hora a unas cuatro horas, etc. Con toda honestidad, yo no creo que puedas ponerle un número a este proceso.

La verdad es que tienes que tomarte el tiempo que necesites para escribir un título excelente. Si no lo haces, entonces es mejor esperar hasta que publiques tu contenido. En serio, es mejor que lo hagas.

Puedes encontrar muchas herramientas y recursos en la red sobre cómo crear títulos poderosos. Pero, confìa en mi, todo depende de tu conocimiento sobre tu audiencia. Solo cuando tengas un completo entendimiento de tu buyer persona, podrás saber como llegarle a tu audiencia.

Sexto: Mide Resultados

Atado a todo lo que hemos mencionado, debes recordar que las métricas son una parte importante de tu campaña. De hecho, si no hace esto, no hay manera de saber qué tan efectiva o inefectiva tu campaña será antes que sea demasiado tarde.

¿Recuerdas a la maratonista y cómo tiene su meta final en mente mientras que al mismo tiempo lleva el registro de su tiempo parcial? Bueno, debes hacer lo mismo.

En concordancia con tus objetivos, debes llevar medidas precisas de tus resultados, (o al menos tan preciso como sea posible).

Hay muchos tipos de métricas a las cuales debes prestar atención, en consecuencia, tendrás que recolectar información de diferentes recursos.

Sin importar cuánto trabajo creas que este te llevará, creeme, vale la pena y te dará frutos al final.

Los diferentes tipos de métricas que necesitas usar cuando se trata de mercadeo de contenido son tantas que podemos hacer todo un artículo sobre ellas en el futuro, pero ahora mencionaremos solo algunas que debes tener presente, como:

  1. Métricas de Consumo:  El número de lectores que consumen el contenido que produces. Lleva la cuenta de cómo recibieron el contenido (los canales), que tan frecuentemente lo leen, etc.
  2. Métricas de Retención: Mide por cuánto tiempo tienes atrapada a la audiencia. Qué tanto después del contacto inicial logras comprometer a tu audiencia.
  3. Métricas de Compromiso: Mide qué acciones toma tu audiencia luego que el contacto inicial fue establecido. Compartir, comentarios,etc.
  4. Métricas de Ventas: El resultado final. Cuántos de tus lectores realmente utilizan el servicio o producto que ofreces.

Como estas, hay otros tipos de métricas que pueden ser útiles para tu campaña de mercadeo.

Siempre recuerda que al principio, debes comenzar en pequeño. Lo último que quieres hacer es tratar de medir demasiado y recolectar demasiada información que no sabrás cómo procesar o utilizar a tu favor.

También, recuerda ser consistente. No es útil si mides los resultados por un corto período de tiempo y luego cambias a otras métricas diferentes. Para que tus métricas sean efectivas y útiles debes generarlas por un período de tiempo. Esto puede ser útil para identificar qué contenido producido puede ser considerado como “evergreen”, contenido siempre verde.

Séptimo: Se Persistente

Finalmente, nadie ha dicho que el mercadeo de contenido sea fácil y si alguien lo dijo, no te están diciendo la verdad. Tienes que estar abierto al fracaso. En realidad muchas veces aprenderás más del fracaso que del éxito. Esto es cierto para cualquier escritor, especialmente para comercializadores de contenido. Este es uno de esos casos en los cuales la única forma de tener éxito es fracasar muchas veces.

En publicaciones y artículos futuros, continuaremos explorando el intrínseco mundo del mercadeo de contenido y lo veremos desde diferentes ángulos. Para ser honesto, este es un tema en el cuál no se puede pasar demasiado tiempo, por el contrario siempre hay más que decir y que aprender sobre esto.

JOIN OUR NEWSLETTER
Sick and Tired of UNPRODUCTIVE employees? Sign up to our Newsletter and qualify for a free 3 month membership to our Software as soon as we release it
We hate spam. Your email address will not be sold or shared with anyone else.

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply